El IVA a los tampones agrava el dolor menstrual 

Redacción
2021-12-15

Aunque varios países se mueven en la dirección opuesta, hay otros, como Suiza e Italia, que aplican un impuesto al valor agregado (IVA) mucho más alto a los tampones que a productos menos esenciales, como las trufas o el Viagra.

https://www.swissinfo.ch/spa

 

Afortunadamente, los días en que la menstruación se asociaba con la histeria y fenómenos similares han terminado (o al menos eso se esperaría). En nuestra sociedad, la conciencia sobre cuestiones específicas de género ha aumentado significativamente. Y este desarrollo también contribuye a que el tema del ciclo menstrual femenino se discuta cada vez más. El nivel de información que hay al respecto se ha incrementado significativamente. Es pues el momento de dar un paso más para atender convenientemente el periodo menstrual sin tener que hacer demasiados sacrificios.

 

En cada vez más países, los tampones y las toallas femeninas son muy caros, porque han sido sometidos, como sucede en Suiza, a la tasa de IVA “normal” y no a un gravamen más bajo, como el que aplica a los alimentos y productos de primera necesidad. Actualmente, este tema está causando revuelo en Italia, en donde el fisco parace considerar estos productos de higiene menos indispensables que, por ejempo… las trufas.

 

Incoherencias italianas

 

En el país peninsular, una propuesta reciente sugiere reducir el “impuesto sobre los tampones” del 22% actual a un 10%. Pero la medida aún no ha sido adoptada de forma definitiva. Actualmente, solo figura en el proyecto de Ley de Ingresos que debe ser analizado aún por Bruselas y por el parlamento de Roma.

 

El tema está pues lejos de ser resuelto. Pero, ¿por qué el impuesto sobre estos productos está causando tanto revuelo en distintos países del mundo? Fundamentalmente porque la menstruación es un proceso biológico natural del cuerpo que experimenta aproximadamente la mitad de la población humana. Por lo tanto, los tampones y las toallas sanitarias son productos imprescindibles.

 

En Italia, algunos alimentos de lujo, como las trufas, solo pagan un IVA del 5%. Las ranas o perdices son gravadas con un 10%,  la misma tasa que el gobierno propone para los tampones y las toallas sanitarias en un futuro cercano. Pero ahora mismo, todavía está vigente la tasa del 22% que, por cierto, es la misma que aplica al caviar, el vino, los cigarros o los combustibles.

 

En Suiza, ser mujer cuesta 4 500 francos

 

¿Y en Suiza? Según una investigación Enlace externode la Radio-Televisión Suisse Romande (RTS), una mujer gasta alrededor de 2 300 francos a lo largo de su vida en la compra de  tampones y toallas sanitarias, un monto que se eleva a 4 500 francos suizos si consideran todos los gastos relacionados con el ciclo menstrual, estimado entre los 12 y los 50 años.

 

Este dato podría ser ligeramente inferior porque, incluso en Suiza, existe una gran diferencia entre las tasas de IVA que gravan a los distintos productos de primera necesidad y los productos de higiene íntima.

 

En Suiza, como en otros países, el tema ha sido debatido en el Parlamento, pero las iniciativas para reducir el IVA del 7,7% (tasa "normal") al 2,5% (tasa "reducida") no ha logrado aún su objetivo. Todas distintas categorías de bienes y las tasas correspondientes que les aplican están contempladas en la Ley del IVAEnlace externo.

 

En 2016, Jacques-André Maire presentó una primera mociónEnlace externo ante la Cámara de Diputados en la que solicitaba una reducción del IVA para los productos básicos de higiene personal, pero no prosperó. El diputado socialista intentó nuevamente en 2018, con una nueva mociónEnlace externo que se enfocaba exclusivamente en los  productos de higiene íntima femenina, como toallas sanitarias, tampones y los protectores de bragas.

 

La moción del 2016 no había pasado aún el obstáculo de la primera cámara parlamentaria cuando el gobierno ya se había pronunciado diciendo que, aceptar el nuevo nivel del impuesto, le haría perder a las arcas públicas ingresos por IVA equivalentes a 50 millones de francos suizos anuales.

 

La segunda moción tuvo un mejor arranque: el gobierno recomendó aceptarla, y así lo hizo la Cámara de Diputados suiza en 2019. Pero el Consejo de Estados, en su calidad de cámara alta, no se ha pronunciado todavía.

 

En Suiza, recuerda Jacques-André Maire, "las flores cortadas, los arreglos florales y las arenas para mascotas son gravadas con una tasa (de IVA) reducida, la misma que aplica a los artículos de primera necesidad”  Una categoría en la que uno encuentra también, como en Italia, productos como el Viagra y el caviar. "Es hora de corregir las  sorprendentes inconsistencias de esta ley y terminar con la desigualdad entre hombres y mujeres en el costo de la vida”, escribió el funcionario electo en apoyo de su moción.

 

No todo el mundo está de acuerdo

 

Pero las reformas propuestas por Jacques-André Maire no logran un apoyo unánime. Los argumentos del bando que se opone a su moción encuentran su sustento en dos aspectos fundamentalmente: la potencial desigualdad que una reducción del IVA crearía con respecto a los artículos de higiene masculina y el hecho de que dado que la tasa “normal” actual es alta necesita demasiadas excepciones.

 

Uno de esos críticos es el senador liberal radical Ruedi Noser, quien expresó al diario Neue Zürcher Zeitung que considera que no se necesita ninguna excepción adicional a la tasa del IVA. Por el contrario, él propone que las excepciones aprobadas previamente se eliminen y que se introduzca una tasa única, menor e igual para todos los productos. Para el legislador derechista del PLR,  cada nueva excepción vuelve al IVA crecientemente complejo e ineficiente.

 

¿Cómo es en otros países?

 

Países como Canadá, Australia, Irlanda, Líbano, Nicaragua, Malasia, Ruanda, Colombia, Jamaica, India, Tanzania, Nigeria o Kenia han abolido por completo el IVA para los tampones y las toallas higiénicas. El Reino Unido, el IVA se redujó del 17,5 al 5% en el año 2000 y en enero pasado se sumó al grupo antes descrito al eliminar por completo este gravamen.

 

El país más generoso es Escocia que, si bien ya distribuye productos de higiene gratuitos en escuelas y universidades, dio un paso más al adoptar en noviembre del 2020 una novedosa ley -la primera en el mundo- que prevé el acceso gratuito de las toallas higiénicas para las personas en necesidad. También se han registrado progresos en Alemania y Francia, en donde el IVA era particularmente elevado para este tipo de productos. En el primer caso logró reducirse del 19 al 7% en 2019, y en el segundo, del 20 al 5,5% en 2015. También en 2015, el IVA para estos bienes se redujo al 4% en España.

Comentarios sobre esta nota

Opiniones sobre esta nota