Evo Morales: la historia de su regreso a Bolivia (y nuevos detalles de su partida hace un año)

Redacción
2020-11-22

La periodista Ayelén Oliva acompañó el recorrido de más de 1.000 kilómetros que hizo el exmandatario desde la frontera con Argentina hasta el Trópico de Cochabamba, y que en tan solo 48 horas abarcó el paso por tres de los nueve departamentos de Bolivia y terminó en un acto masivo en la región cocalera del Chapare.


 


 

En la pista de aterrizaje del aeropuerto de Chimoré, en el corazón cocalero de Bolivia, no se ven aviones sino una multitud que aguarda el regreso de Evo Morales.

 

Solo ha pasado un día desde queLuis Arce jurara como nuevo presidente del país el 8 de noviembre de 2020 y en la zona esperan la llegada de Morales un año después de su abrupta partida.

La periodista Ayelén Oliva acompañó el recorrido de más de 1.000 kilómetros que hizo el exmandatario desde la frontera con Argentina hasta el Trópico de Cochabamba, y que en tan solo 48 horas abarcó el paso por tres de los nueve departamentos de Bolivia y terminó en un acto masivo en la región cocalera del Chapare.

 

En Chimoré, para calmar la espera, un helicóptero hace unas piruetas en el aire en una especie de entretenimiento presuntuoso que anima a los seguidores del expresidente.

 

Piensan que ahí viene Evo. Miran al cielo, agitan las banderas indígenas con sus cuadros de colores. También otras con el blanco, azul y negro del Movimiento al Socialismo, el partido con que Morales gobernó Bolivia desde 2006 por más de 13 años.

 

En noviembre de 2019, luego de acusaciones de fraude en los comicios presidenciales, Evo denunció un golpe después de perder el respaldo de las Fuerzas Armadas y la Policía, renunció al cargo y partió rumbo a México, donde pasó un mes antes de refugiarse en Argentina.

 

Pero a Chimoré el exmandatario no llega por aire.

De pronto, el auto color arena en que viaja ingresa a toda velocidad por un costado de la pista. Se escuchan unas sirenas y bocinas que alertan de su presencia al tumulto que se agolpa sobre él.

 

El fastuoso ingreso al Chapare, zona cocalera que vio a Evo Morales hacerse dirigente sindical, es una muestra más del tono triunfalista con el cual los organizadores del encuentro y su principal protagonista buscan entintar el retorno.

 

Morales llega al mismo lugar desde donde salió un año antes. Y si bien, según los cálculos de los organizadores lo recibieron unas 500.000 personas, el exmandatario comienza su discurso diciendo: "Fue desde este aeropuerto que dijimos volveremos y seremos millones, ahora somos millones".


https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-55025234

Comentarios sobre esta nota

Opiniones sobre esta nota