Demandan a Malayerba y otras productoras por incumplimiento de contrato con Fidecine

http://www.forbes.com.mx
2020-10-01

Malayerba Producciones, una productora de Carlos Carrera, enfrenta dos demandas por incumplir los contratos de las películas Una vez más y De la infancia con Fidecine


El Instituto Mexicano de Cinematografía (IMCINE)denunció por la vía jurídica a Malayerba Producciones, Legales Fílmicos, Cohen Bros, Cascarita Films, La Panza Producciones, Distribuidora de Entretenimiento de Cine, Lumiere Profesional, El Baúl Producciones, Multiverse y Raymundo Juárez Estrada por sus adeudos el incumplimiento de contratos pactados con el Fondo de Inversión y Estímulos al Cine (Fidecine), uno de los fideicomisos desaparecidos por Morena.

“Al primer trimestre de 2020, el Fidecine cuenta con una lista de demandas que por vía jurídica ha iniciado en contra de los sujetos de apoyo morosos y sus respectivas películas, que han incumplido sus contratos”, revela el organismo encargado del fideicomiso para promover las nuevas promesas del cine en México.

Malayerba Producciones, una productora fundada por Carlos Carrera, Ignacio Ortiz Cruz y Javier Patrón Fox, enfrenta dos demandas por incumplimiento de contrato y deudas de las películas Una vez más y De la infancia, según un documento en poder de Forbes México.

En 2007, Fidecine destinó 7 millones de pesos para que Carlos Carrera, fundador de Malayerba, filmará De la Infancia, una película donde participó el actor Demián Alcázar, así como ganó el premio Ariel de 2018 al Mejor guión adaptado, revelación y tuvo siete nominaciones.  En 2010, la película de Carlos Carrera ganó como el Mejor Guión en el Festival de Montreal.

La casa productora de Carlos Carrera recibió 10 millones de pesos en 2009 para que el cineasta Francisco J. Patrón Carrillo rodará la película: Una vez más.

El 5 de enero de 1999 fueron publicadas reformas de la Ley Federal de Cinematografía, entre las cuales establecía la creación del Fondo de Inversión y Estímulos al Cine (Fidecine).

El objeto del Fidecine es el fomento y promoción permanente de la industria cinematográfica nacional, que permita brindar un sistema de apoyos financieros de garantía e inversiones en beneficio de los productores, distribuidores, comercializadores y exhibidores de películas nacionales.

En agosto de 2001, José Francisco Gil Díaz, entonces secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP), creó el Fidecine con Mario Laborín Gómez, ex director de Nacional Financiera (Nafinsa).

El 29 de septiembre de 2020, la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Cámara de Diputados aprobó una iniciativa impulsada por los legisladores de Morena para desaparecer 109 fideicomisos “sin estructura” a fin de que estos fondos sean reintegrados a la Federación y se reasignan a temas de salud, así como para financiar programas sociales del gobierno.

Con 20 a favor, 15 en contra y 1 abstención, los legisladores aprobaron dicha iniciativa en lo general. Además, se presentaron cuatro reservas a diferentes artículos de la propuesta, mismas que durante el transcurso de la noche se iban a analizar y discutir.

Al 30 de septiembre de 2020, el  Fondo de Inversión y Estímulos al Cine contaba con 224 millones 247 mil 606 pesos para el financiamiento de nuevas películas mexicanas.

IMCINE también inició un juicio jurídico en contra de la casa productora Multiverse, quien recibió 3 millones 550 mil pesos en 2003 para que Carlos Armando Valdivia S. filmará la pieza Tres.

Otra de las querellas es por un financiamiento que Fidecine aprobó en 2005, cuando dio 5 millones 253 mil pesos para que Lumiere Profesional filmará Madrid México, una película dirigida por Enrique Rentería Villaseñor

El Baúl Producciones es otra casa productora demanda por el IMCINE, quien detectó incumpliento de contrto y deudas por un apoyo de 7 millones 300 mil pesos otorgado en 2005 para la película El Baúl de Mario, que fue dirigida por 

En 2007, la Distribuidora de entretenimiento de Cine recibió 2 millones 300 mil pesos para que el director Juan Carlos Carrasco Aguayo realizará Santos peregrinos, una película que está en la mira de las autoridades de la Cuarta Transformación.

Pesa otra denuncia en contra de Raymundo Juárez Estrada, quien en 2008 recibió 7 millones de pesos para que filmara Netzahualcóyolt, la gran historia, una película de Fernando Ruíz Álvarez.

Hay otra querella en contra de La Panza Producciones, quien en 2008 recibió 3 millones 500 mil pesos para hacer El Príncipe de la Verdad, una película del regiomontano Jesús Arturo Ruiz Esparza.

En 2012, Cascarita Films recibió 10 millones de pesos para que René Castillo Rivera grabará  el Reino de las Cosas, pero ahora enfrenta un juicio jurídico por incumpliento de contrato y deudas.

La casa productora Legales Fílmicos obtuvo un financiamiento de 7 millones de pesos en 2014 para José Antonio Hernández González filmará Un Día Salvaje, pero incumplió su contrato y aún tiene una deuda con el IMCINE.

Cohen Bros, quien incumplió contrato del Fidecine, recibió 8 millones de pesos en 2015 para que Moisés Aisemberg Penhos hiciera la película Angelito.

Comentarios sobre esta nota

Opiniones sobre esta nota